Krav Magá

Resumen del Krav Magá

El kravmagá o kravmagá, que en hebreo significa «combate de contacto» (de krav [קרב] `combate’ y magá [מגע] `contacto’), es el sistema oficial de lucha y defensa personal usado por las fuerzas de defensa y seguridad israelíes, conocido en sus comienzos como krav.

Esta forma de combate cuerpo a cuerpo incluye métodos de defensa contra uno o varios
atacantes, en respuesta a una amplia y variada gama de agresiones. Abarca tanto agresiones sin armas (golpes, patadas, agarres y estrangulamientos) como con armas blancas (cuchillos, navajas, machetes, hachas) y contundentes (porras, bastones policiales, palos, botellas, piedras). También comprende técnicas de desarme y defensa contra portadores de armas de fuego de diversos tipos (cortas, largas, militares y civiles).

En el Krav Magá se utilizan todo tipo de técnicas a manos vacías (puñetazos, golpes a mano abierta, codazos, rodillazos, pisotones, patadas bajas y altas, mordiscos, cabezazos, luxaciones, barridos, lanzamientos y estrangulaciones), así como técnicas avanzadas con armas simples.

El Krav Magá en la Federación

El 11 de junio de 2010 se reconoce al Krav Magá en el Consejo Superior de Deportes de España bajo la Federación Española de Lucha. En 2018 nuestra Federación abre el Departamento de esta modalidad, contando actualmente con treintena de licencias en los primeros tres meses.

Un poco más de historia…

Desarrollado originalmente en Israel en los años 1940 por ImiLichtenfeld. quien tras llegar al Mandato Británico de Palestina antes de la creación del Estado de Israel, empezó a enseñar el combate mano a mano a la Haganá, el Ejército clandestino judío.

Después de la creación del Estado de Israel, en 1951, el Krav Magá fue adoptado como
sistema de combate, tácticas de defensa, combate cuerpo a cuerpo y defensa personal por las Fuerzas de Seguridad y Defensa de Israel, la Policía Nacional de Israel, así como sus diferentes unidades anti-terroristas y de fuerzas especiales.

Cuando Lichtenfeld se retiró tras una larga carrera como instructor de combate en las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), empezó a enseñar el Krav Magá a la población. De este modo, el Krav Magá regresó a sus orígenes históricos como disciplina de defensa personal civil que ha tenido una gran expansión en los últimos años. Su difusión por los Estados Unidos y Europa ha contribuido a enfatizar su vertiente de sistema de defensa personal apto para cualquier persona adulta sin distinción de género, edad o condición física.

Concepto

La idea básica del Krav Maga consiste en ocuparse primero de la amenaza inmediata (por ejemplo, un estrangulamiento contra el practicante), impedir que el agresor vuelva a atacar y finalmente, neutralizar al contrario. Se hace énfasis en quitarle de inmediato la iniciativa al agresor. Es lícito huir (retirada táctica), si la situación lo determina. El krav magá sirve ante contrarios armados y ante contrarios múltiples. También permite combatir en espacios cerrados, como aviones, ascensores o automóviles.

El sistema cuenta con muchas técnicas de desarme, y en su práctica se hace énfasis en el combate, en circunstancias fuera de lo común, lo que implica adiestramiento en espacios angostos, o con poca iluminación, arrinconamientos, desde el suelo, defensa en posición de sentado y, sobre todo, defensa en situaciones individuales y grupales de alto estrés y realismo.

Entrenamiento tipo de Krav Magá en un gimnasio

En síntesis, los principios fundamentales de combate dictan que toda respuesta de defensa personal debe cumplir con todo lo siguiente. En una situación dada, la defensa o el ataque deben ser:

  • Lo más rápido.
  • Lo más fuerte.
  • Lo más corto.
  • Lo más natural.
  • lo más directo (por ejemplo, si se quiere escapar, hay que escapar; si se quiere  continuar golpeando, hay que golpear).

El Krav Maga es un sistema de combate creado y desarrollado para uso práctico en situaciones de riesgo reales. No tiene una vertiente deportiva o competitiva, su efectividad no puede ser comprobada en un tatami o en un cuadrilátero, sino únicamente en un combate real. No se trata de un deporte de combate ni de un arte marcial tradicional o moderno, y varias de sus técnicas podrían considerarse anti-deportivas, pero esto se debe a que la finalidad del sistema no es obtener la victoria en un combate, sino salir con vida de un enfrentamiento real, haciendo uso de cualquier medio disponible. También, por esa misma razón, no existe un único programa de enseñanza y evaluación del sistema, aunque en algunas federaciones se utilice el tradicional sistema grados de cinturones, o (kyu – dan) tomado del judo, con los colores del karate; para establecer los progresos del practicante.

LOGO DEP.KRAV

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: